dimarts, 5 d’abril de 2016

FIESTA DE LA PRIMAVERA

Todo empezó el día 10 de marzo por la mañana.
Todos nos preparábamos para elegir el grupo del cual estábamos deseando formar parte.
Ese gran día algunos compañeros no pudieron estar en el grupo que querían. Eso producía una sensación de amargura como años atrás sentíamos muchos. Era una sensación muy frecuente pero había que dejar los sentimientos aun lado y ponernos manos a la obra.

El primer encuentro:

Era la primera vez que nos reunimos todos los grupos. Todos pensaban que podían hacer una lluvia de ideas tan grande que parecía que estabas en Londres.
Después de estar minutos debatiendo e intercambiando ideas ya sabían lo que tenían que hacer así que se daba por acabado el primer encuentro de los grupos.

El segundo encuentro:

Era jueves por la mañana casi todos los grupos excepto el PFI y el Pre-PFI estaban disfrutando de un fresquito bañito en la piscina de Mundet pero toda esa diversión pasada por agua estaba apunto de acabar. Así que cogieron las chanclas y las toallas se cambiaron y pusieron rumbo a la Escuela de nuevo. Cuando llegaron cada alumno se fue con su grupo y iniciaron un descenso para ir al supermercado a comprar lo que necesitaban.
Algunos se quedaron para adelantar faena de la fiesta. Al llegar al supermercado cogieron todo lo necesario para el gran día así que ascendieron al colegio pero antes de eso.... pagaron claro!!! Algunos llegaron tarde y tuvieron que afrontar lo que implicaba así que comieron más tarde pero no les importo porque sabian que habian cumplido.  !Por hoy solo hoy!

Tercer y último encuentro: (el más importante)

Era viernes hacía buen tiempo, no hacía ni frío ni calor algo neutral las nubes estaban blancas, lo que implicaba que la lluvia no les arruinaria la tan esperada juerga.
Todos los estudiantes, profesores y chicas de prácticas estaban esperando el momento de actuar lo deseaban así que cuando llegó el momento salieron a cumplir con su misión.
Los del grupo de cocina cortaron, hornearon... lo mismo hicieron los grupos de mona y postres pero los de recordatorio tenían que hacer otra cosa. Tenían que hacer algo para inmortalizar tal día tenían que ser algo que cuando lo vieran recordaran este dia en concreto. Los de infraestructura prepararon las mesas, los manteles, en definitiva pusieron toda la carne en el asador para que estuviese todo perfecto.
En un momento determinado todo se paró habían acabado. Todo estaba listo, la comida estaba ya para servir lo único que quedaba era disfrutar del trabajo que habían realizado entre todos. Así lo hicieron pero los que más disfrutaron fueron los alumnos. Los profesores no tanto porque tenían que servir la comida pero lo hacían con una sonrisa en la cara. Cuando todo parecía que estaba apunto de acabar sacaron la Mona una gran y dulce manera de acabar la fiesta de la primavera.

     DGD
 

























Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada